miércoles, 18 de octubre de 2017

(XVIII) El camino se estrecha

Fotografía de José María Corriá
                                                          

                                                                                (17-11-2015)



El camino se va estrechando,
son más lentos los pasos y tiemblan
buscando una salida al túnel
que se va oscureciendo,
cerrando.
Miramos al suelo
y vemos la niebla,
hoy ella supo
que el camino se estrecha.



sábado, 1 de julio de 2017

"Ella" y "Solo el Silencio"

¿Quieres conseguir mis libros de poesía "Solo el Silencio" o "Ella"?. Fácil. 




















 La compra de "Ella" repercute en su totalidad en el apoyo a

domingo, 18 de junio de 2017

Si pudiera luchar por ti

Jesús Millán. "Tristeza"
Ricardo G-aranda Rojas

Puerto de Vega, 010416


Si pudiera luchar y vencer por ti,
cambiar el destino
escrito en la negra pizarra
que marca mi desgarro.
Si pudiera vencer
a los aires contrarios
a nuestro milagro, 

sábado, 17 de junio de 2017

Relatividad

Ricardo Garanda Rojas

(121215)


Mi teoría de lo relativo:
del tiempo que depende
del espacio que ocupe.

Rápido, veloz
si las posibilidades se expanden,
si la vida parece
de amplias dimensiones
con horizontes más allá
de la propia comprensión,
limites ilusos, ficticios
más allá de las siluetas
que se acercan a los sueños

viernes, 16 de junio de 2017

Mi silla del desaliento

Ricardo Garanda Rojas

(Junio 2015)


No siento más allá
del océano de mis sueños.
Me bastan sus caras,
con lo que de ellos percibo
en ésta playa
sin dueño,
en este risco,
en este conflicto
en este luto
que en la memoria archivo.

jueves, 15 de junio de 2017

Solo tras la locura

Fotografia de J.L. Romero

                    Ricardo Garanda Rojas

                          Casabas, 13-9-2015 



Cuando nace una mujer, un hombre,
nace una nueva humanidad,
cientos de caminos comienzan,
miles de arroyos proponen la réplica
al trazado lazo.
Se puede volver a soñar.

miércoles, 14 de junio de 2017

Conmigo

Ricardo Garanda Rojas
 01-10-2015)


Vas a seguir aquí, conmigo.
Estarás en mi cabeza
llenando espacio,
y en la punta de mis dedos
desgastando mis yemas
poco a poco, despacio.